Crimen en barrio San Martín
Docente del menor asesinado a tiros escribió conmovedora carta: Su reflexión

“A Rodrigo Arellano lo tuve durante los dos años que di clases en la escuela Guadalupe, de La Floresta”, cuenta en la carta publicada en Facebook. Trascendió que el chico había salido a comprar un alfajor cuando lo atacaron

Una carta de desahogo de una docente de Rodrigo Arellano, el chico de 16 años asesinado el sábado en calle El Resero, de Paraná, se viralizó a través de las redes sociales y fue compartida más de mil veces en la red social.
“A Rodrigo Arellano lo tuve durante los dos años que di clases en la escuela Guadalupe, en La Floresta”, cuenta Paula Casís, docente y música dedicada al percusión. Así llegó a conocer a la víctima de este sangriento hecho ocurrido en la convulsionada zona oeste de Paraná.

En su conmovedor descargo, Casis reflexiona sobre la situación social y la falta de compromiso de la sociedad para con el desamparo que viven muchos chicos como el asesinado ayer. “Pienso qué puedo hacer con la gente que los sigue matando con la indiferencia, con la palabra, con el asco, el odio, el desamor, las armas. Que hago con esa gente que les dice, que ellos se merecen esa muerte, que ellos no son ni serán más que “uno menos””, remarca Casis.

Venganza barrial

Un joven de 18 años (ahora detenido) quiso dispararle a otro de 27 años, pero el tiro lo recibió Rodrigo, quien murió en el hospital San Martín, donde llegó grave, trasladado por un patrullero porque la ambulancia no llegó.
Brian Martínez, de 18 años, fue más tarde entregado a la Policía por su propia madre, luego de matar a Rodrigo Arellano y herir de gravedad a Hugo Gastiazoro, quien se encuentra internado en terapia intensiva, tras una operación.

Herido por error

Martinez llegó al encuentro de Gastiazoro y le disparó, pero le erró al blanco y en cambio el proyectil, impactó en la zona abdominal de Arellano, que salía de su casa ubicada en la esquina. Gastiazoro lo corrió para sacarle el arma, pero no lo alcanzó: Martínez le efectuó tres disparos, y esta vez sí logró herirlo.

Por estas horas, se investigan los motivos del ataque, pero se conoció que el ataque no estaba dirigido a Arellano. Este domingo trascendió que Rodrigo, había salido a comprar un alfajor cuando recibió los disparos.

En un emotivo posteo, Paula Casis cuenta la dura existencia de este chico de 16 años al que describe como de “una sonrisa hermosa y un espíritu especial”, y se asquea de la reacción social producida por el asesinato de un chico de barrio humilde.